• Javier Martín Martínez

FRECUENCIA ORIGINAL DEL CORAZÓN UNIFICADO

El propósito principal de la frecuencia original del corazón unificado es ayudar a reconstruir el holograma del corazón unificado. Cuando se unifica nuestro corazón humano con nuestro corazón divino, podemos obtener los siguientes beneficios a nivel físico, emocional, mental, energético y del alma:


  • Ayuda a alcanzar la maestria de vivir desde el corazón.

  • Despierta sentimientos de auto-amor y cuidado por el cuerpo.

  • Fortalece el sistema cardiaco, normaliza el pulso y la presion sanguinea.

  • Reactiva el amor incondicional en el adn.

  • Reduce la actividad mental y alivia la ansiedad.

  • Activa la intuición y favorece la escucha de la voz interior.

  • Activa la geometria sagrada del toroide.

  • Recostruye el holograma del corazon unificado manteniendo estable la vibracion del amor incondicional en tu interior.

  • Ayuda a alcanzar un estado de coherencia cardiaco-mental.

  • Fomenta los sentimientos positivos para restaurar el equilibrio del cuerpo y las emociones.


Existe un modelo geométrico de doble flujo energético que retroalimenta continuamente a todo el universo. Ésta es la energía que fluye a través del sistema solar, el planeta, el viento, los animales, el agua, las plantas, los seres humanos y cada átomo que forma parte de la creación.

El doble flujo energético se genera a través de una forma geométrica sagrada o modelo conocido como el Toroide. Es el modelo primario que utiliza la naturaleza para sustentar la vida y se reproduce tanto en como el universo crea, destruye y mantiene la vida. El ser humano, como una pieza más en el modelo de energía universal, también funciona de igual forma a la geometría sagrada del Toroide.

Podemos ver esta estructura geométrica en una naranja, en un tornado, en el campo electromagnético que envuelve la tierra, en la estructura de una galaxia e incluso en un pequeño átomo. En todos los niveles, el universo tiene un modelo común que se crea constantemente a si mismo. Podríamos decir que el universo es una fábrica de toroides y asemejar el doble flujo energético toroidal a su respiración.

El flujo de energía Toroidal y la geometría del Toroide funcionan como un sistema auto-organizado en cada uno de los diferentes niveles del universo, y de los campos electromagnéticos del planeta. En las diferentes escalas y niveles ese sistema se autorregula y siempre se completa. Es un sistema consciente, que se controla y conoce a si mismo.

La consciencia humana y divina, al igual que el universo, está compuesta por diferentes niveles que gradualmente se van conectando e integrando con un único sistema o Toroide unificado. Según nos acercamos al cuerpo físico-energético de nuestra naturaleza humana, puede que existan bloqueos que impidan que los flujos energéticos estén totalmente integrados con los toroides de niveles superiores que forman parte de nuestra consciencia divina. Esta desconexión entre los niveles impiden que se reconstruya un toroide unificado y dificulta que nuestra consciencia alcance un estado de humano-divino.

Al activar el flujo de energía toroidal del corazón, dentro de tu sistema energético, la sinergia y la comunicación entre la mente y el corazón mejoran. Está comprobado científicamente que la estructura energética del toroide del corazón tiene la capacidad de influenciar todos los otros campos electromagnéticos y toroidales de nuestros órganos. Así pues, cuando el corazón transmite la energía de las emociones negativas, repercute en nuestra salud pudiendo conducir a enfermedades y estados profundos de depresión o stress. Sin embargo, cuando nuestro sistema toroidal del corazón se unifica, conseguimos un estado de amor incondicional y de sentimientos positivos que ayudan a equilibrar tanto al cuerpo físico como a la consciencia.

Cuando el corazón físico-energético está contenido dentro de una estructura toroide unificada, las ondas de nuestro corazón se amplifican. Esto permite que la frecuencia original del amor incondicional se mantenga en un constante fluir para vivir en un estado de coherencia cardiaca, cuya base son los sentimientos de amor incondicional hacia uno mismo. El campo electromagnético del corazón tiene la capacidad de irradiar y transmitir los sentimientos positivos a las personas que nos rodean y al campo electromagnético del colectivo de la humanidad. De tal forma que, al tu alcanzar un estado de consciencia de amor incondicional silenciosa y amorosamente, contribuyes al cambio colectivo. Es decir, la energía de coherencia cardiaca y frecuencia original del amor incondicional se irradiará desde ti mismo hacia los demás.

Por otro lado, el corazón energético o intuitivo es lo que generalmente llamamos la voz interior. La estructura de nuestra voz interior está compuesta por al menos dos partes. Una de ellas está conectada con el corazón divino de nuestra esencia espiritual y otra con el corazón humano dentro de nuestro cuerpo físico-energético. Al desbloquearse, activarse y sintonizarse ambos, se desacelera la frecuencia de las ondas cerebrales. Esto permite que disminuya el exceso de actividad, mental que es una de las razones que hace que pierdas la claridad y discernimiento interior, fortaleciendo así la escucha de tu voz interior.

Cuando el corazón y la mente trabajan en conjunto, al unirse los dos sistemas y convertirse en uno solo, se posibilita que el flujo de sinergia y comunicación pueda estar siempre activo. Alcanzar un estado de coherencia cardiaco-mental, evita el stress y nerviosismo mental ya que el corazón tiene el propósito de ayudar a la mente a encontrar su equilibrio. La unión energética entre el corazón y a la mente, forma parte de tu diseño original del ser humano divino, estando al alcance de todos.


Este proceso es gradual y despierta tu esencia espiritual, permitiendo que tu corazón se comunique contigo de forma intuitiva. Cada persona tiene cosas que ir entendiendo en relación a sus lecciones y aprendizajes vitales, a la sanación de las heridas del alma y a los cambios necesarios para dejar ir. Cuanto mayor es la escucha interior más fácil es el proceso para ir tomando las decisiones y elecciones que gradualmente construirán una nueva realidad consciente como un ser humano divino.



©2018 by origen-33