• Javier Martín Martínez

FRECUENCIA ORIGINAL LUZ VERDE

El propósito principal de la frecuencia original de luz verde, es la de ayudar a restablecer el estado natural de salud del cuerpo Físico.


A nivel Físico:

Con el paso del tiempo, el cuerpo físico va perdiendo su energía de vida por diferentes razones, acumulando la menos saludable en algunas partes del cuerpo.Tarde o temprano, nuestro organismo no puede responder a la saturación y padecemos algún tipo de enfermedad.

La frecuencia original de luz verde ayuda a limpiar y liberar toda energía de enfermedad que pueda estar acumulada en el cuerpo físico, en sus diferentes órganos y sistemas. Como efecto adicional, permite incrementar la vitalidad y con ello reducir la fatiga.


A lo largo de la vida, nuestro sistema inmunológico se puede debilitar por diferentes causas y uno de los beneficios de esta frecuencia es la de ayudar a regularlo y fortalecerlo, restableciendo el buen funcionamiento de la glándula timo y ayudando en la sanación de la hepatitis u otras enfermedades que en parte están ocasionadas por el debilitamiento gradual del mismo. 


Nos permite distinguir hábitos alimenticios no saludables para así poder limpiar el cuerpo internamente y permitir su rejuvenecimiento.


Al igual que nuestra mente almacena los recuerdos, el cuerpo físico tiene su propia memoria de las diferentes sensaciones que ha experimentado. Siendo conscientes de ellos o no, el cuerpo recuerda vivencias de algún tipo de castigo o maltrato físico que pueden haberse quedado almacenadas. Esta memoria de dolor físico puede hacer que se activen miedos inconscientes que pueden limitarnos en nuestras relaciones personales. Por ejemplo, un miedo inconsciente a compartir con otra persona el amor y el afecto a través del contacto físico se liberará a través de esta frecuencia y lo mismo ocurrirá con la memoria de dolor por el maltrato físico o el miedo de volver a ser castigado, .


A nivel Psíquico/mental:

Esta frecuencia sanadora nos ayuda a mejorar la concentración, reducir la dispersión mental y nos aporta una renovación de ideas para hacer las cosas de forma diferente.


También nos aporta mucha claridad mental, siendo de gran ayuda en momentos de indecisión o confusión. Mantiene un estado de relajación desde el cual encontrar soluciones a los problemas de forma sencilla. 


A nivel Emocional:

Deja ir viejas heridas emocionales y nos libera del estancamiento emocional de forma generalizada. Al vivir experiencias dolorosas a lo largo de nuestra vida, es muy fácil que se produzcan bloqueos que nos mantienen conectados al dolor de esa experiencia, reviviendo el dolor del pasado en el momento presente.


Ayuda a mejorar el estado de ánimo en un sentido generalizado.



A nivel Alma:

La vibración de esta frecuencia nos ayuda a desarrollar la cualidad del alma de tolerancia y paciencia, despertando la sabiduría dormida de tu alma.


Cada experiencia que vivimos contribuye a dar forma y sentido a nuestro sistema de creencias sobre el que se construye nuestra percepción única e individual del mundo. Al desarrollar la cualidad del alma de la tolerancia, aprendemos a vivir con una actitud de mayor aceptación y apertura ante las diferentes opiniones, formas de razonar y de sentir de otras personas. La tolerancia como cualidad nos ayuda a aceptar la diversidad y según la desarrollamos conseguimos vivir con menos conflictos y mayor paz en nuestras relaciones.


La frecuencia curativa de la luz verde, nos ayuda a recordar y a escuchar los deseos y propósitos de nuestra alma. Despierta la sabiduría innata del alma, facilitando encontrar una solución a cualquier problema que estemos viviendo.


Cuando hemos olvidado escuchar nuestra propia sabiduría interior, podemos llegar a causarnos a nosotros mismos algunos de los problemas que tenemos. Por ello, esta frecuencia ayuda a sanar la herida del alma de sentir desarraigo por la vida cuando en ocasiones existen experiencias que nos causan un profundo sufrimiento. El dolor que nos puede llevar a perder la ilusión por la vida y de forma inconsciente desear terminar con nuestra existencia, nos separa gradualmente de nuestra realidad y de las necesidades de nuestro cuerpo físico.







Esta herida, de forma más leve puede conducir a huir de las lecciones y experiencias terrenales que forman parte de nuestro aprendizaje vital para transformar nuestras creencias y sentimientos, y así poder madurar. Esta actitud escapista y de aislamiento puede conducir a que la persona se refugie en exceso en la espiritualidad y gradualmente aislarse de su realidad terrenal y de las personas que forman parte de ella.

También está frecuencia nos ayuda en la reconciliación con toda la vida en el planeta en un sentido generalizado, activa una actitud de conservación, respeto y cuidado por el planeta, los árboles y toda la naturaleza en un sentido generalizado. A nivel




A nivel Energético:

En algunas culturas el ser humano ha olvidado la existencia de la fuerza vital o de vida, esta fuerza energética es el mayor poder de auto curación que tiene el ser humano y en muchos casos ha quedado atrofiado y desconectado del cuerpo físico.

Esta frecuencia curativa, reactiva y reconecta la capacidad innata de auto curación del cuerpo físico, para ir gradualmente mejorando el estado de salud, hasta alcanzar un estado de salud perfecta. Esto ocurre ya que se desbloquean y reactivan los flujos de vida en los canales internos del cuerpo físico por donde circula la energía de sanación y de fuerza vital o de vida.

Este desbloqueo favorece entre otras cosas a mejorar la flexibilidad de las arterias, lo que contribuye a mantener la tensión o presión arterial equilibrada.

También te ayuda, a sanar y reparar la capa del ADN biológico y nos a mejorar la conexión con los árboles para beneficiarte de sus cualidades curativas.

©2018 by origen-33