• Javier Martín Martínez

FRECUENCIA ORIGINAL DEL MAESTRO INTERIOR

Esta frecuencia original nace con varios propósitos, el de ayudar a las personas a recuperar un estado de maestría, en el interior de cada persona está latente un maestr@ interior, este maestro se puede describir como la voz interior de tu alma. Cuando escuchas con claridad la voz de tu interior, comienzas a comprender y entender el porqué de ciertas experiencias y procesos de aprendizaje karmico, alejándote del victimismo y del drama.


Esta frecuencia original aporta los siguientes efectos beneficiosos:

  • Activación del nivel de tu consciencia de maestría.

  • Sanación de las heridas del alma del mal uso del Poder personal, los patrones de controlar o ser controlado.

  • Ayuda a sanar la falta o el exceso de autoestima, equilibrando los sentimientos de auto-valía.

  • Neutraliza el efecto de las opiniones limitantes de los demás.

  • Te ayuda a escuchar la voz de tu alma con claridad, para discernir la verdad desde tu sabiduría interior.

  • Ayuda a recuperar la integridad entre lo que piensas sientes, dices y haces.

  • Despierta el plan y propósito de tu maestro interior.

  • Aporta las cualidades del alma de integridad, disciplina y autovaloración, Madurez y responsabilidad.

Cuando se despierta tu maestro interno, adquieres claridad y discernimiento de tu propia verdad, sin dejar que la influencia limitante de la opinión de otras personas te afecte, gradualmente aprendes a reconocer y confiar en tu verdad interior sin dudar de ti mismo. El discernimiento, es la cualidad del alma que desarrollas al poder diferenciar entre la voz de tu alma y la voz de tu ego.


Otro propósito de esta Frecuencia original es ayudar a las personas a recuperar la integridad, por lo general las personas repetimos patrones limitantes al haber perdido la integridad entre el pensar, sentir y hacer.


Cuando tu maestro interno se integra, tu alma se puede expresar sin ser saboteada por el ego, te conviertes en una expresión de tu alma en todo lo que dices, haces, sientes y piensas.

En muchos casos socialmente aprendemos a controlar y ser controlado por otras personas, robando el libre albedrio o siendo el sirviente de los demás. Esta frecuencia original ayuda a desprogramar las creencias limitantes que fomentan el complacer en exceso, el no permitirse decir que no y opinar de forma diferente a los demás. Cuando sigues a tu maestro interior, aprendes a respetarte a ti mismo, no permitiendo que otros te quiten tu poder personal y aprendiendo también a respetar el poder personal de otros.


Además, este proceso también te ayuda a curar las heridas del alma de no respetar tu tiempo, esfuerzo y energía de la misma forma que valoras la de los demás, según se sanan estas heridas tus relaciones se transforman para estar basadas en el interés mutuo y el respeto.


Esta frecuencia original también te ayuda a despertar y recordar tus maestrías, cualidades y talentos que ya desarrollaste en otras vidas. Según se despiertan la sabiduría dormida del maestro interior y pones en práctica tus talentos, se va revelando paso a paso el propósito de tu alma, entender el porqué de mucha cosas vividas hasta alcanzar una visión y entendimiento profundo de tu plan divino.


Cuando no se está consciente de qué talentos o habilidades tienes es difícil poder valorarte de forma equilibrada. Esto hace que en muchos casos las personas vivan con un patrón de tener la necesidad de compararse con los demás para ser superior o inferior de alguna forma.

En muchos casos hace que las personas compitan entre sí, para poder encontrar su reconocimiento y auto valia. De forma inconsciente nuestro ego o yo inferior nos hace pensar que podemos ser inferiores a alguien y de esta forma nos esforzamos en ser superiores a los demás, este mecanismo interno existe en nuestro interior ya que no hemos aprendido a valorarnos por lo que somos en esencia, y tratamos de valorarnos por lo que tenemos o hacemos principalmente.


Esta frecuencia ayuda a desprogramar las creencias limitantes de que es necesario compararse con los demás para tener una autoestima equilibrada y también libera las creencias y sentimientos limitantes de que no eres lo suficiente importante ni valioso o que eres más importante que los demás, es una profunda sanación de las heridas del alma de inferioridad y de superioridad.

Al honrar lo importante y valiosa que es tu vida, tu tiempo y tu energía y reconocer tus talentos, habilidades y propósito, esto te permite tener una autoestima basada en la visión de tu alma. Pudiendo aprender a honrar a los demás, apreciar y beneficiarte de su trabajo. A medida que integras tu maestro interior, cambias tu actitud de comparación y competición, por la de auto reconocimiento y valoración.



©2018 by origen-33