Teresa G. V.

He cantado siempre, la voz ha estado conmigo , y yo en ella, en todo momento; ha sido,  y  es,  un pilar fundamental en mi crecimiento y mi búsqueda personal.  Con la música clásica encontre la oportunidad de expresar todo lo que no podía decir con palabras, de esta manera brindo mi instrumento y doy Voz a la peripecia de un personaje de Òpera, al poema íntimo de un romántico del siglo XIX, a una canción francesa de trazos impresionistas, a la exaltaciòn divina y de la Naturaleza con el Barroco,  y a la Improvisación libre que guía mi imaginaciòn, mi juego, mi percepciòn y mi escucha. 

Con la música , la voz , y el ritmo,  todo se mueve y vibra;viajo por las emociones y me pongo al servicio de la voz profunda de mi alma, de mi auténtica expresiòn y libertad.

Cuando canto soy más yo, me alíneo con algo enorme y ancestral,  oculto y disponible, me doy permiso para dar voz a sueños, esperanzas, anhelos y heridas y así cual bálsamo , sanar cicatrices; cuando canto, Sano, me descubro , me libero, así es : Sanar, Sonando.

A nivel Profesional 

Al decidirme por la música clásica, tuve que pasar mis años de estudio en el Conservatorio Superior de Madrid, a la vez siempre investigué en otras disciplinas artísticas que me ayudaran a desarrollar mi aptitudes expresivas, como la interpretación actoral y musical, el movimiento y el trabajo con el cuerpo y la creación.  Posteriormente disfruté unos años en Londres con mi entrenamiento vocal y demás estudios, a la vez que realizando recitales.  He formado parte del Coro del Teatro Real de Madrid, del Coro Sinfónico de RTVE y he creado mis propios conciertos creativos y originales donde me he sumergido en búsqueda de nuevos repertorios , siendo uno de mis preferidos el lied alemán, que tuve la suerte de hace con instrumentos históricos.  Finalmente, he tenido la gran oportunidad,  y el placer, de interpretar dos personajes protagonistas de dos óperas de Puccini y Donizetti, respectivamente. 

Acompañando en todo momento este proyecto ha estado la docencia;  muchos años de experiencia en guiar y aportar mi conocimiento y cuidado al descubrimiento de la voz , siempre desde el respeto, el juego y el disfrute, porque cantar es una experiencia liberadora y nutritiva, totalmente terapéutica. Acompañar el proceso de alumbrar  las luces y sombras de nuestras voces  liberando la expresividad y creatividad de cada uno. De este modo, el acto de entrega, vulnerabilidad y exposición que supone ,se convierte en una experiencia transformadora y sanadora donde de alguna manera nos alineamos con algo profundo que nos devuelve al origen.

©2020 by origen-33